Asociación de Personas Minusválidas Verdiblanca

48 familias participan en el programa de mediación familiar de Verdiblanca

La entidad ofreció este jueves un taller con expertos en la materia, enmarcado en el proyecto de Mediación Familiar subvencionado por la Diputación Provincial

La mediación es una excelente herramienta para gestionar conflictos. Conocedores de esto, la Asociación de Personas con Discapacidad Verdiblanca, con la subvención de la Diputación Provincial de Almería, organizó este jueves en su sede un taller práctico sobre ‘Mediación familiar’, con el objetivo de ofrecer a los familiares y cuidadores de los usuarios del Centro Ocupacional Juan Goytisolo, gestionado por la entidad, las habilidades y herramientas para resolver conflictos con personas con discapacidad en el hogar. El encuentro, al que asistieron más de 20 familias y que sirvió también para presentar los resultados del programa de Mediación Familiar, fue todo un éxito, ya que el tema que se abordaba era de máximo interés y utilidad para ellos.

El presidente de Verdiblanca, Antonio Sánchez de Amo, fue el encargado de darle la bienvenida a los asistentes: “Me alegra mucho el interés que ha despertado este taller. Desde la Asociación trabajamos a diario para ofreceros programas de apoyo tanto para las personas con discapacidad como a sus familiares, ya que entre nuestros objetivos siempre está reforzar ese vínculo. Por tanto, os animo a seguir participando en todas las actividades que se organicen, ya sean formativas, de ocio o culturales, que son muchas, pues juntos somos más fuertes y podemos conseguir más metas y apoyos en beneficio de nuestros socios y usuarios”.

El taller sobre mediación fue impartido por Isabel María Montaño Pérez, Licenciada en Derecho y experta en Mediación. Fue ella la encargada de poner en valor la necesidad de promover e impulsar sistemas alternativos a la vía contenciosa en la resolución de conflictos. “La mediación gestiona conflictos, mal entendidos, momentos de tensión y emociones confrontadas sin que exista un distanciamiento por parte de alguno de los componentes”, apuntó. Para ello, Montaño recomendó establecer un compromiso entre las partes y dejar claras las reglas, estimular siempre las fortalezas y trabajar la inteligencia emocional, para dotar a la persona de habilidades que mejoren su calidad de vida y autonomía, entre otros consejos. Tras la charla, se hicieron sesiones de mediación en pequeños grupos individualizados con los que se abordó de una manera más personalizada los casos concretos para los que la experta les dio nociones para alcanzar un consenso satisfactorio.

En el taller también participaron Verónica Navarro, directora del Área de Gestión Social y Corporativa; Amalia Tamayo, directora del Centro Ocupacional Juan Goytisolo; y los monitores del mismo, Belén Sánchez, María Galera y Fernando Bretones, quienes se encargaron de exponer a los asistentes la evaluación de las actividades desarrolladas, así como los avances que han conseguido los usuarios en el Centro Ocupacional.

Tras el gran interés que ha despertado el programa realizado de Mediación Familiar, el objetivo de Verdiblanca es mantener vivo el programa con más acciones y actividades, en formato de encuentros formativos y estudiando más a fondo los casos durante 2018 con el fin de que sirvan de apoyo a las familias y a las personas con discapacidad. La entidad considera imprescindible la realización de esta actividad porque entiende que la falta de comunicación entre familiares agrava la situación de salud real quesufren, dando lugar a un elevado nivel de malestar personal, ocasionando distanciamiento entre los miembros de la unidad. También porque los conflictos no resueltos impiden una convivencia saludable y porque consideran fundamental reducir el número de conflictos y por tanto el tiempo dedicado a resolverlos, invirtiéndolo en actividades que mejoren el bienestar personal y, por supuesto, familiar.

jornada de mediación familiar

jornada de mediación familiar